Hijos de Dios

¿Alguna vez te has preguntado, soy hijo de Dios? ¿Dios me cuida como su hijo? ¿Hago las cosas que agradan a mi padre? Antes de responder a tus preguntas quiero definirte qué es un hijo y qué es un padre. Hijo de Dios es todo el que ha sido creado por Dios e invoca su nombre. Padre, en el idioma arameo, existe la palabra “abba”, que se traduce como: papito, se usa para expresar una relación cercana e intima entre padre e hijo.

¿Soy hijo de Dios? La biblia dice claro en Génesis 1:27 “Y creo Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creo; varón y hembra los creó”. Los hijos de Adán fueron engendrados a su semejanza: Génesis 5:3 “Y vivió Adán ciento treinta años, y engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y llamó su nombre Set”. Por lo tanto, Adán es hijo de Dios tal como lo confirma Lucas 3:38 “hijo de Enós, hijo de Set, hijo de Adán, hijo de Dios”. Dios mediante la Biblia nos recuerda que somos sus hijos, creados a su imagen y semejanza.

¿Dios me cuida como su hijo? Sí, la Biblia nos expresa una y otra vez el cuidado de Dios para con nosotros. “Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?” Mateo 6:26

¿Hago las cosas que agradan a mi padre? Quizás muchas veces te hayas preguntado, ¿hago lo correcto para ser llamado hijo de Dios? ¿Qué debo hacer? Jesús te dice: “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios” Romanos 8:4

Terminaré diciéndote algo, cuando tenemos la revelación de que Dios es nuestro Padre, que somos sus hijos y Él nos ama, sentimos un convicción sobrenatural, una certeza de que somos especiales y no uno más del montón. Por tanto, imitemos a Dios, como hijos muy amados.

– Isarelis Lluberes, Encargada de célula en la UNPHU

Comments

comments

About Author

Leave a Reply